Buscamos un gobierno honesto y eficaz

La corrupción ha penetrado en todos los ámbitos de nuestra vida pública y muchas veces la vida privada. Constituye, junto con la impunidad, una afrenta a la sociedad que lastima el tejido social, inhibe el crecimiento económico y la capacidad para alcanzar acuerdos al interior de la sociedad y en su relación al gobierno.
Proponemos un gobierno honesto, eficaz y centrado en la gente de hoy y de las siguientes generaciones. Luchamos contra la corrupción que constituye, junto con la impunidad, una afrenta a la sociedad, inhibe el crecimiento económico y la capacidad para alcanzar acuerdos al interior de la sociedad.